COMIENZA EL PROGRAMA EDUCATIVO "ESCUELA PERTURBABLE" EN EL MUSEO REINA SOFÍA

16 Octobre 2018

Desde el 17 de octubre de 2018 hasta el 4 de marzo de 2019, el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía dedica una retrospectiva al artista uruguayo Luis Camnitzer (Lübeck, Alemania, 1937), una de las figuras claves del arte conceptual y contextual latinoamericano. La muestra, comisariada por Octavio Zaya, propone una revisión de toda su obra a través de un recorrido por sus trabajos más emblemáticos, atendiendo a los conceptos claves que jalonan su trayectoria: la desmitificación del papel del artista en la sociedad del consumo, la capacidad artística del lenguaje, la desmaterialización del objeto artístico, el poder evocador de las imágenes y la implicación activa del espectador.

Asociado a la exposición y con el apoyo de la Fundación Daniel y Nina Carasso, se ha desarrollado el programa de estudios, residencias y producciones culturales Escuela Perturbable, que contará con la participación de agentes internacionales como Laagencia (Colombia), Centro de Investigaciones Artísticas (Argentina) y Círculo Permanente de Estudios Independientes Daniel Sepúlveda (México) entre sus diversas actividades. La primera de ellas tendrá lugar el 17 de octubre y será un encuentro de arranque en forma de conversación entre el artista, Luis Camnitzer; María Acaso, Jefa del Área de Educación del Museo; y Selina Blasco, Profesora de Historia del Arte en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid. 

El programa continúa con el desarrollo de un laboratorio de acción social formado por tres grupos de estudio que abordarán el concepto de curaduría pedagógica, el cuestionamiento de la formación de los artistas en la universidad y la reivindicación de la necesidad de la enseñanza artística en las etapas de la educación infantil, primaria y secundaria en España. Finalmente, se expondrá en el patio Nouvel la ya clásica pieza de Luis Camnitzer El Museo es una Escuela, que define el museo como un espacio educativo que asigna nuevos roles al artista y a los visitantes: así, el arte pasa a ser un proceso dinámico en vez de un producto y el espacio expositivo un lugar para el intercambio de conocimiento. Además, se añadirá una lona complementaria inédita: La escuela es una fábrica, que resonará con la otra tensionando al visitante.

Más información aquí.
Puedes seguir Escuela Perturbable en Instagram.